Wednesday, January 18, 2017

Sin Fe ni Oración ni Obras no hay Celebración Completa de 50 Años de la RCC


Por Jose Eugenio Hoyos


Ser parte de la Renovación Católica Carismática en algunos lugares, parroquias o Diócesis para muchos Carismáticos es una gran bendición, para otros es una prueba de perseverancia y de fortaleza.

Los discípulos, apóstoles y el mismo Jesús en carne propia experimentaron dificultades, desprecios, rechazos críticas pero nunca caducaron y siguieron adelante porque la fuerza del Espíritu Santo los guiaba y los protegía.


Y esa es la misma actitud de un Carismático hoy en día ser fieles a Cristo y a su Evangelio de vida.

Por eso además de nuestra fe, de la oración continua los retiros, nuestras visitas frecuentes al Santísimo el rezo del Santo Rosario y la práctica de los Sacramentos ayudan a tener mejores guerreros Carismáticos y nunca desfallecer o tirar la toalla a la mitad del camino cuando se presenten dificultades.

Caminando en unidad en rumbo al Jubileo de los 50 años de la Renovación Carismática, participando activamente en la Nueva Evangelización, siendo profetas y anunciando la presencia de un Cristo vivo y la fuerza del Espíritu Santo conquistaremos con nuestros testimonios de sanación, liberación y conversiones de más almas para Cristo.


A través de las Sagradas escrituras podemos testimoniar y ver muchos casos de personas que no dudaron y confiaron plenamente en el Evangelio de Cristo y Dios en cada uno de ellos cumplió las promesas del Nuevo Pentecostés.

Los Carismáticos hoy en día tienen mucho que aportar a la pastoral de la Iglesia. Su alegría, gozo, fe y convencimiento son una gran riqueza y ganancia espiritual: unidos en oración y alabanza estamos listos y en rumbo al jubileo de 50 años de la RCC.

Tuesday, January 17, 2017

50 Años de la RCC lleno de Sanaciones y Bendiciones


Por Kelvin Saravia


Más de 4000 hispanoparlantes Carismáticos se congregaron este fin de semana en el gimnasio principal de la escuela Mount Vernon en Alexandria, Virginia. Según el Padre José Eugenio Hoyos asesor de la Renovación Carismática esta ha sido una gran oportunidad para celebrar la semana Nacional de los Inmigrantes en los Estados Unidos y para que unidos en oración y en alabanza comencemos nuestras celebraciones y preparaciones para el gran evento mundial Rumbo al jubileo de oro se la Renovación Carismática y para dar gracias a Dios por estos 50 años de Evangelización con alabanzas llenas de gozo como: “Poderoso es Nuestro Dios” …”Estamos de Fiesta con Jesús.” El sana y libera, no hay otro como nuestro Dios.” Cientos de servidores de los ministerios de sanación, liberación e intercesión entraron con sus brazos en alto como signo de victoria para alabar y agradecer a Dios por esta corriente de gracia que tantas bendiciones y conversiones nos ha regalado a nuestra Iglesia.


El Padre Hoyos pidió a los fieles mantenernos unidos en oración, cubrirnos con el Espíritu Santo y nunca perder la fe y la esperanza en Cristo.


Este Jubileo de Oro de la Renovación Carismática nos exige mucha oración, unidad y solidaridad con los más pobres y necesitados. Que ese oro brille en nuestras buenas obras pues en la RCC y en la Iglesia Cristo está vivo.

Friday, January 13, 2017

Carismáticos de América en Reconquista del Espíritu Santo


Por Kelvin Saravia


Las Misas de Sanación, Eucaristías por los enfermos, adoraciones al Santísimo son un gran apoyo para aquellos más indefensos de nuestra sociedad actual.

El padre José Eugenio Hoyos asesor de la RCC en Arlington Virginia repetidamente le hemos escuchado decir en sus predicas y homilías: “La Renovación Carismática es un gran aliado de fe y esperanza para millones de Carismáticos Inmigrantes Católicos que se reúnen a orar y dejan atrás sus miedos y temores por la discriminación y racismo en muchos lugares de los Estados Unidos, en los grupos de oración se sienten  familias, se sienten personas protegidas por Cristo y fuertes en el Espíritu Santo. Solo en oración y unidos en familia Carismática tendremos paz, seguridad y se encontrara la Esperanza.”


Cada Misa de Sanación es una bendición para millones de familias indocumentadas en Norte América pues son oportunidades de Sanar heridas de un pasado que dejo secuelas en la guerra, por la pobreza vivida en los países de origen y sobretodo para agradecer a Dios por las nuevas oportunidades.

La Renovación Carismática camina con el inmigrante pobre, con el obrero, con la mujer cabeza de familia. Cada Iglesia en Estados Unidos es un lugar seguro para cada creyente.


Los grupos y asambleas de oración se fortalecen con las oraciones espontaneas, las alabanzas que desahogan el alma y alimentan el Espíritu.

El saltar, gritar, orar y aplaudir ayudan a liberar la preocupación de un sistema migratorio severo, regido y deshumanizador. Solo en Cristo y con la acción del Espíritu Santo nuestra comunidad se siente libre y puede romper cualquier cadena de opresión y represión migratoria nos afirma el Padre Hoyos.

Thursday, January 12, 2017

Listos Para Celebrar los 50 años de Jubileo de Oro de la RCC


Por José Eugenio Hoyos


En pocos meses todos los Carismáticos Católicos a nivel mundial nos uniremos en oración y en diferentes eventos para celebrar con júbilo los 50 años de la Renovación Carismática Católica.

Recomiendo los siguientes puntos para que cada Carismático se prepare bien para vivir de nuevo esta cultura de Pentecostés.

  1. Confesarnos y reconciliarnos pues debemos estar en Paz con Dios y con nuestros hermanos(as).
  2. Ayunar por lo menos una vez a la semana antes del Jubileo de Oro de la RCC.
  3. Orar e invocar todos los días al Espíritu Santo para que siga fluyendo en esta bendita corriente de gracia.
  4. Vivir a plenitud los Sacramentos, asistir a Misa y ofrecer la Eucaristía por los enfermos y necesitados.
  5. Practicar las obras de Misericordia en nuestra familia y comunidades.
  6. En cada hogar colocar un pequeño altar en honor a la Virgen María y rezar el Santo Rosario. Pues gracias a la espera de la Virgen tuvimos Pentecostés.
  7. No hablar mal de nadie, ni participar en chismes y evitar el mal genio.
  8. Ser obediente ante la Jerarquía de la Iglesia y ante los dirigentes de la RCC.
  9. Anunciar en las páginas digitales Facebook, Tweeter e Instagram sobre este gran evento de los 50 años dorados de la RCC.
  10. Demos Testimonio de unidad en todos los grupos de oración y demostremos nuestra solidaridad en las obras sociales.
  11. Practiquemos la humildad, la paciencia, prudencia, entrega, perseverancia y la lectura de las Sagradas Escrituras.
  12. Seamos multiplicadores de la Espiritualidad Carismática con firmeza y participando en la Nueva evangelización de puerta a puerta sin miedo y llenos del espíritu Santo.
     

Monday, December 12, 2016

Si no Somos Adoradores Carismáticos no se Multiplicaran los Dones y Carismas


Por Jose Eugenio Hoyos


Los diferentes movimientos que nos ofrece la Iglesia Católica son los escalones para primero encontrar a Dios, luego para que a través de los Sacramento, la oración y la alabanza encontremos el remedio y la medicina para el cuerpo y el alma.

Un ejemplo de ello nos lo da la Renovación Carismática quien en su variedad de expresiones espirituales hayamos alivio a la enfermedad, el estrés, el sufrimiento y la depresión.

Muchas enfermedades por ejemplo de la mente son por las acumulaciones de dolores, recuerdos del pasado, miedo y temores.


En la Renovación Carismática se le reafirma la fe y el creer 100% para que la persona se enfoque más en la figura de Jesús y que su oración tenga más sentido y respuestas positivas.

Un bien sistema para liberarse de miedos y temores consiste en llevar a Dios en el pensamiento. Él es el único que no cambia, que siempre es el mismo. Nunca se olvida de sus hijos(as) cuando el temor atormente a un Carismático Católico debe buscar inmediatamente al Señor como nos dice el Salmo 34:4 “Yo he buscado al Señor, y Él me ha respondido, liberándome de todos mis temores.

Gritar, cantar, saltar, son expresiones que ayudan a liberar frustraciones y a desestrezar el cuerpo y el Espíritu. Son intentos importantes que ayudan a superar una crisis personal, ya que la misma crisis se presenta en espacio de sanación y liberación: la oración que brota del corazón ayuda enormemente a liberarnos de cadenas que nos han tenido encadenados en el pasado adorando a Jesús sentiremos la verdadera Paz del Alma.

Friday, December 9, 2016

La Renovación Carismática Vive a Plenitud y en Oración la Espera de Navidad


Por José Eugenio Hoyos


El tiempo litúrgico del Adviento nos regala 4 semanas muy importantes para prepararnos a recibir de una forma más espiritual a Cristo Jesús a ese Emmanuel Dios entre nosotros.

Dentro de la Renovación Carismática (RCC) cada Carismático se prepara con mucha seriedad y compromiso a abrir su corazón para recibir al Mesías.

De la misma manera como lo dice esta corriente de gracia nuestra misma espiritualidad lo dice: “renovación” palabra que está muy grabada en nuestro diario vivir.

Los Carismáticos estamos llamados a re-nacer, a dejar que el Espíritu Santo actué profundamente y transforme nuestras vidas y nuestras comunidades.


Creemos en Dios todopoderoso, el que siéndolo, quiso hacerse niño, que nació en un pesebre, pero que anonadándose, no perdió su poder sino que lo manifestó como “Poder de Amor.” EL amor misericordioso que todo lo vence, Jesús enterró al hombre viejo en el pesebre y en la Cruz y nos dio la unidad en la Redención.

Como nos dice San Jerónimo: “Aquel que encierra en un puño el universo, se haya aquí encerrado en un estrecho pesebre.

Nos preparamos en ayuno, nos levantamos más temprano para rezar una década del Santo Rosario, durante el día regalarse 5 minutos de silencio dejar nuestras preocupaciones y deferencias ante Jesús Sacramentado.

La paz externa y silencio interior le da oxígeno y limpia automáticamente el alma.

Los Carismáticos deben confesarse por lo menos una vez al mes. Ofrecer la Santa Eucaristía por el Papa, las vocaciones y la paz del mundo. Y sobretodo en este tiempo fomentar una tierna devoción a María, sin María no existiría Jesús. Sin María no podríamos celebrar la Navidad.

Thursday, December 8, 2016

Aunque Te Ignoren Porque Eres Carismático, Dios no Te Ignora


Por José Eugenio Hoyos




En mi experiencia de más de 35 años participando y viviendo las bendiciones de la espiritualidad de la Renovación Carismática Católica puedo decir sin equivocarme que gracias a la RCC he sido un Sacerdote muy feliz y realizado pues he podido sentir mi crecimiento y acercamiento a Cristo con un fortalecimiento de dones y carismas que han enriquecido mi vida pastoral y mi predicación a nivel internacional.

Puedo asegurar también que la mirada de Dios se ha visto en la Renovación Carismática al escuchar y ver tantos milagros, sanaciones y liberaciones de igual manera podemos constatar tantas personas que han experimentado conversiones y como la Iglesia o parroquias con grupos de oración apoyados por los Sacerdotes son más fuertes y más activas.

Con los predicadores, servidores y grupos Carismáticos se comienzan a ver los frutos de la Nueva Evangelización y cada día poder vivir un Nuevo Pentecostés.


En 1 de Samuel 16, 12 nos dice: “Jesé respondió: “Queda el pequeño.” Lo trajeron, Samuel lo vio y el Señor le dijo: “Levántate, y úngelo porque es este.” Dios ve con claridad lo esencial.

Dios lo ve todo y no se equivocó al escoger a sus profetas, a sus discípulos y apóstoles y ahora te llama a ti dentro de la Renovación Carismática.

Recuerda que veo en aquel recaudador de impuestos a un apóstol. Vio a Saulo, un incansable misionero. Vio en nosotros a pesar de nuestras debilidades y miserias.

En tiempos de Jesús existían personas excluidas y marginadas los “no vistos” de la sociedad. Y Dios sigue viendo, nadie pasa desaparecido. Dios sigue mirando a aquellos que nadie ve.